martes, enero 27, 2015

Parauribismo
Paramilitares van a asesinar a líder campesino en Lebrija, Santander
Por Camilo Raigozo. Notimundo

Ismael Antonio Prada es un líder campesino, víctima del terrorismo de Estado, quién actualmente es el representante legal de la Asociación de Parceleros Unidos de Buenavista Nueva York, Asopobun, en el municipio de Lebrija, Santander.

Desde noviembre del año pasado el líder campesino ha recibido amenazas de muerte por vía telefónica y de panfletos. Varias veces los ‘paras’ han intentado desaparecerlo, según denuncia el Comité de Derechos Humanos de la Unión Patriótica de Santander.

En noviembre del año anterior, la asamblea general la organización tomó la edición de expulsar a algunos miembros pertenecientes a una misma familia por desfalco a la asociación.

Como respuesta a la expulsión de la organización campesina uno de los excluidos amenazó a la lideresa Irma Rojas Celis, mediante un panfleto que dejó expuesto en la sede:  “Usted tiene que salirse de la asociación o de lo contrario la van a joder”.

En noviembre y diciembre del año 2014, Ismael Antonio Prada Moreno recibió varias llamadas amenazantes en la que le dijeron que tenía que abandonar el municipio en menos de 10 días o de lo contrario lo mataban.

El 29 de noviembre de 2014, en la sede la asociación aparecieron panfletos amenazantes firmados por los paramilitares “nuevas autodefensas colombianas de orden nacional, anacon”.

Ese mismo día a las 9 de la mañana un mimbro de la organización le avisó a Prada Moreno que no saliera porque tres carros sospechosos probablemente lo esperaban para hacerle daño.

Alrededor de las 2:15 de la tarde llegaron otros miembros de la asociación y constataron la presencia sospechosa de las camionetas. Un sujeto alto y moreno descendió de una de ellas, se les acercó y le dijo:

“¿Aquién buscan?” Los campesinos permanecieron en silencio. “Necesitamos al perro de Ismael, para echarlo para barranca”, les dijo amenazante. Los sujetos rondaron en la camioneta hasta las 6 de la tarde. Media hora más tarde los labriegos sacaron a escondidas a Ismael, para salvarle la vida.

El mismo 29 de noviembre, Pedro Jesús Ramírez, salió de la sede con rumbo al Centro Comercial Mega-Centro de Lebrija. Allí un sujeto de piel blanca, contextura delgada, rubio, peluqueado hacia los lados y cola de cabello largo, lo llamó por su nombre y le pregunto por
Ismael.

Pedro le contestó que no sabía y el hombre le increpó: “si usted me dice donde se encuentra, no tengo que gastar unos tiros en balde, ni perder tiempo”. Le mostro amenazante un arma de fuego que portaba en la cintura y seguidamente agregó: “alguien de su grupo me dijo que usted tiene toda la información sobre el paradero de Ismael. Voy a confiar en usted y espero que en la próxima no tenga que volverlo a molestar”.

El 3 de enero pasado se realizó en una reunión de la asociación a puerta cerrada en la sede de la organización, porque corrió el rumor que al representante legal lo buscaban para matarlo, por lo que tuvo que ser evacuado clandestinamente.

El 8 de enero de 2015, alrededor de las 2:15 de la tarde llegaron unos sujetos a bordo de una camioneta de color beige oscuro y metieron a Prada Moreno de manera forzada a la misma.

Los criminales avanzaron unos 100 metros con la víctima pero los campesinos Norberto Uribe, Jorge quintero y Alberto Giraldo, lograron detenerlos e hicieron que liberaran al representante de la asociación, salvándole la vida en esta ocasión.

El 10 de enero pasado a las 10 de la mañana, cuando Prada Moreno se encontraba reunido con Alberto Giraldo, Jorge Quintero, Marcos Higuera, Expedito Lobo y Alirio Ardila, de repente apareció un carro del que bajaron cuatro hombres.

Los sujetos se acercaron a Ismael con la intención de secuestrarlo y desaparecerlo; al ver tan delicada situación le dijo a Marcos que le tomara fotografías al grupo de personas que lo tenían cercado.

En ese momento un criminal bastante robusto le dijo a Ismael: “venga para acá hijueputa que se le llegó la hora”. Los amigos de Ismael permanecieron vigilantes hasta las 3 de la tarde y como los paramilitares no lograron su cometido se subieron al carro y se fueron.

Todo lo narrado ha sido denunciado a las instancias pertinentes pero hasta el cierre de esta nota la vida del dirigente campesino continúa en peligro.

lunes, enero 26, 2015

Terrorismo de Estado
Dejan en firme condena contra tres terroristas del Ejército por asesinatos a sangre fría
Por Camilo Raigozo. Notimundo

La Corte Suprema de Justicia dejó en firme la condena contra tres terroristas del Ejército por el asesinato a sangre fría de un campesino.

Los criminales pertenecientes a las fuerzas militares, quienes se autodenominan “héroes de la patria”,   luego de cegarle la vida al labriego lo presentaron como “guerrillero del ELN dado de baja en combate”.

El crimen fue perpetrado el 15 de marzo de 2007 en el municipio de Labranzagrande, Boyacá, cuando los terroristas del régimen ingresaron en la madrugada a una vivienda, sacaron al labriego y lo asesinaron.

Luego del crimen los terroristas, un teniente y dos soldados profesionales, trasladaron el cuerpo del campesino en helicóptero hasta el municipio de Pajarito, le pusieron prendas militares y lo presentaron como subversivo.

La CSJ determinó que los argumentos de la defensa de los condenados son falaces  y le dio plena credibilidad a las pruebas recolectadas por la Fiscalía según las cuales los criminales ingresaron por la fuerza a la vivienda, sin orden judicial y perpetraron el crimen.

Así mismo la CSJ confirmó que no se habían registrado combates en la zona como lo manifestaron los bandidos. Igualmente se comprobó técnicamente la trayectoria de la bala y la posición de vulnerabilidad en la que se encontraba el campesino.

Fue así como el alto tribunal dejó en firme el fallo condenatorio por los delitos de homicidio en persona protegida, falsedad ideológica en documento público y fraude procesal. Los terroristas fueron condenados a penas entre los 43 y 41 años de “prisión”.

Actualmente cursa en el Congreso una coartada del ministro de guerra y represión, Juan Carlos Pinzón, para ampliar el fuero militar, que de ser aprobada crímenes como el anterior y otros miles cometidos por militares y policías quedarán en la impunidad.


miércoles, enero 21, 2015

Diálogos de paz
"El gobierno venezolano propició el acercamiento entre Santos y el ELN": comandante Antonio García
Por Marcha Noticias de Argentina

En la primera entrevista exclusiva después de la realización del V Congreso del Ejército de Liberación Nacional -eln- de Colombia, el histórico integrante del Comando Central de esta fuerza insurgente revela detalles hasta ahora no conocidos del proceso de negociaciones que llevan a cabo hace dos años con el gobierno de Juan Manuel Santos.

La clandestinidad en la que la totalidad de los mandos y miembros del eln siguen forzados a mantenerse, impone que una entrevista de este calibre deba desarrollarse por medios intrincados, también clandestinos.

En este caso, el intercambio se dio vía internet. Un diálogo entrecortado pero de ida y vuelta, aunque para ello hubiera que esperar horas o días para recibir las respuestas. Una conversación mediada por mecanismos básicos de encriptación, condiciones que impone la fuerza guerrillera como parte de una cadena de "postas" informáticas que garanticen la seguridad del entrevistado.

El medio obliga a suponer el tono de voz, los gestos; pero a la vez deja constancia directa de las respuestas del jefe militar del eln, que aquí se vuelcan tal cual él las escribió sin mayor necesidad de edición periodística.

¿Cómo, en qué circunstancia, se dio el primer encuentro con el gobierno del presidente Santos?

Santos nos buscó. Sucedió hace dos años, a finales de agosto de 2012, justo cuando oficializaron el acuerdo de La Habana con las farc. Fue el gobierno venezolano quien propició la ocasión: aprovechó una cita que nos brindó para escuchar nuestra lectura sobre la realidad vivida en Colombia y nuestra visión sobre la paz en el momento.

¿Cuál fue la reacción de ustedes?

El gobierno colombiano conoce de sobra nuestra disposición para el diálogo, pero nosotros no queríamos apostarle a la incertidumbre, pues Santos tiene un discurso ambiguo, habla de paz y de guerra al tiempo. Pero ante la sugerencia del presiente Chávez aceptamos escuchar a los emisarios del gobierno de Santos.

¿Qué resultó de ese cara a cara?

Escuchamos sus puntos de vista, que no eran nuevos y que tienen que ver con lo que ellos llaman criterios para establecer un diálogo con la insurgencia: confidencialidad, diálogo directo y en el exterior. Varios de esos criterios no los compartimos, pero de todas formas acordamos que en un mes nos veríamos de nuevo.

¿Cómo se inició ese diálogo, qué tema trataron en primer orden?

Como sucedió en otras ocasiones, esta tampoco fue distinta. El mes de plazo se transformó por obra de ellos en siete, y la siguiente jornada de trabajo acordada para dentro de cuatro semanas se pudo realizar con 8 meses de retraso. El inicio de la exploración tuvo un alargue o incumplimiento de treinta y dos semanas.

Es decir, en total hubo una pérdida de 15 meses, que no es culpa nuestra. Pese a eso, el gobierno en ocasiones dice que este proceso "marcha lento" o "con retardo" por culpa nuestra. Para nosotros la lección quedó aprendida: el gobierno no tiene prisa ni urgencias por la paz, así diga lo contrario.

¿Cuántas reuniones directas entre las partes se han realizado hasta ahora?

Van cerca de 15 reuniones y tres largos ciclos de intercambio durante un año. Cada ciclo toma, en promedio, dos o tres semanas de trabajo continuo. Las reuniones son citas algo operativas. Son útiles para desatrancar asuntos de la agenda y detalles operativos.

¿De los que ya mencionó como parte de la agenda común, cuáles han sido los temas más empantanados?

Todos. Aunque suene raro, esto es así como resultado de una lógica de imposición con la cual el gobierno llega a cada cita. El Gobierno veda, impide acercarnos a temas como son: Fuerzas Armadas, economía, Estado, soberanía nacional, cuestiones todas vinculadas a la génesis del conflicto.

Son tantas las prohibiciones, que surge una pregunta: ¿de qué vamos a dialogar? Es evidente que la pretensión del gobierno Santos es someternos. Una intención sin preocupación por la solución de los problemas del país. La única materia que les interesa, es la de las armas y la rendición. Pretenden desconocer, como dijo Nelson Mandela, que el uso de las armas no es un asunto moral sino un asunto estratégico.

Esta máxima del luchador sudafricano es aplicable a Colombia, donde el uso de las armas por parte de la insurgencia impide el total manejo y abuso del poder, mantiene vigente y garantiza la posibilidad de un camino de solución y búsqueda diferente para la cotidianidad de millones de connacionales.

Además de Venezuela, ¿qué otros países contribuyeron al encuentro y al avance de la conversación?

Varios gobiernos sirvieron de conducto para que se hiciera contacto, bajo la condición de cumplir una fase exploratoria, directa y en el exterior. Ahora, luego de casi dos años de contactos, hay tres tipos de países vinculados a este proceso: garantes permanentes, garantes rotativos, y países acompañantes.

¿Puede precisar cuáles son los países en cada una de esas instancias y funciones?

El acuerdo de confidencialidad establecido nos impide hacer esa precisión. Muy pronto, este pormenor será público. Sí podemos adelantar que para nosotros es fundamental que el continente esté vinculado a la paz de Colombia, y por esta vía, reducir las posibilidades de conflictos armados en la región.

Considerando la historia de Latinoamérica y las insurgencias, ¿temen a la injerencia de los Estados Unidos?

No es descartable. La historia nos alerta sobre este particular. Consideramos que el interés fundamental de los Estados Unidos por la paz de Colombia recae en desmovilizar a la insurgencia y proyectar una imagen de guardián contra el narcotráfico. Espera poder contar con la totalidad de las Fuerzas Armadas colombianas para apuntalarlas en su avance en el continente, tras los recursos naturales y el control del territorio.

Además, no puede olvidarse que al enfrentar una posibilidad de diálogo y negociación como la que estamos sorteando, para saber cómo actuar, tenemos que traer a colación la coyuntura mundial, y aún más allá, preguntarnos por el futuro del mundo, del continente y por el futuro de nuestro propio país y de las amenazas que ya son evidentes y los tipos de guerra que ya se preparan. El esfuerzo por la paz de hoy debe ser por ponerle fin al actual conflicto y evitar los futuros en el continente. En esto hay una relación que debemos tener en cuenta.

Teniendo en cuenta los resultados negativos de anteriores procesos de diálogo, ¿cree que este intento sí saldrá airoso? ¿Con qué certezas se presentan a este nuevo intento?

Sólo el tiempo dará su veredicto. Son las transformaciones con las que proceda el establecimiento las que hablarán de su real voluntad de cambio. Por nuestra parte, sabemos, podemos enumerar cinco certezas:

La insurgencia no va a negociar por la sociedad, ni la llegada al acuerdo de paz garantizará que la vida cotidiana sea menos traumática que la vivida con el conflicto.

Una solución política del conflicto colombiano será viable en la medida que el Estado reconozca la naturaleza política del conflicto. De tal reconocimiento se desprende el carácter de las mismas medidas o reformas que es necesario cumplir para remover las causas del conflicto, entre las cuales hay entre otras, una importante: el cambio de la doctrina militar que orienta el accionar de las Fuerzas Armadas.

Para que la negociación que apenas estamos redondeando en su estructura formal gane dinámica, es fundamental que el Estado deje a un lado su insuperable lógica de que la contraparte va a incumplir.

La paz no es un problema de simulacro político y manejo mediático, con una dosificación que el establecimiento va entregando a la sociedad de acuerdo a los intereses del Estado o del mismo Ejecutivo. No puede ser así. Es necesario un manejo abierto de las Mesas de paz, que motive y haga partícipe en estos procesos al conjunto nacional.


Es fundamental una democratización de la sociedad colombiana. Es indispensable que el estado y que la clase política reconozcan el carácter político del conflicto. Un sine quanom para nosotros, para poder arrancar y ganar confianza en las posibilidades de un diálogo.

El eln es una fuerza alzada en armas, ¿por qué esa insistencia en remarcar la naturaleza política del conflicto?

Mientras no acepten esta premisa, las soluciones que definan serán erróneas. Aceptar esa definición "como político" determina un diagnóstico que no es el que usa y favorece el poder y la clase política. Diagnóstico que desprende un tipo de medidas e impone al conjunto social las reformas que el país necesita para superar la situación de conflicto. No podemos aceptar que el carácter del conflicto es ideológico, como sucedió en la Guerra Fría, porque no lo es.

Tampoco que tiene por motivación el enriquecimiento ilícito, y por tanto, que su motor es el narcotráfico, porque esta no es la realidad ni es nuestro quehacer. Menos, que su naturaleza descansa en el terrorismo. No, su naturaleza es política pues así permite afirmarlo el contexto en medio del cual surgió y en el cual se prolonga por cincuenta años.

Hay una diferencia de caracterización del conflicto entre el Estado colombiano y el eln de mucho tamaño. ¿Puede obviarse eso en favor de la paz?

En la distancia como adversarios, en la conversación y su transcurso, este tema no encuentra solución. Pero es una necesidad buscarle una solución, por eso la sabiduría de la sociedad podrá contribuir en superar esta dificultad, pues ahí radica la génesis del conflicto armado y por tanto el nacimiento de la insurgencia hace más de cinco décadas.

¿Cuál considera que es el resultado, el acumulado histórico, tras cincuenta años de existencia insurgente del eln? ¿Si mira hacia atrás qué ve?

Lo hecho por nosotros no lo ha realizado ningún Estado del mundo: 50 años sosteniendo una fuerza peleando, creando mecanismos para construir una economía propia, unas formas de convivir con la sociedad en distintas partes del país.

Recuerde que todo Estado tiene ingresos propios vía impuestos que garantizan su funcionamiento. En nuestro caso, nosotros no tenemos tales pagos garantizados, sin embargo nos hemos sostenido y aquí seguimos.

Al volver la vista atrás y mirar nuestra continuidad y realidad actual, veo una comunidad, un proyecto de vida donde están conectadas varias generaciones. Aquí hay valores, principios. Hemos construido una forma de ver y luchar por la vida, la nuestra y la de nuestro pueblo, con un sueño de país que no es local sino continental y mundial.

Por esta causa decimos que a la hora de una posible negociación, no nos pueden tratar con el rasero del Derecho normativo sino que tienen que recurrir al Derecho consuetudinario. Recuerden que tenemos nuestras propias leyes, nuestros centros de atención para todas las personas que hacen parte de nuestras estructuras o están cercanas a las mismas, así como nuestra política educativa.

Con nuestra visión sobre la vida, con los principios y ética que la sustentan, formamos a nuestros hijos y a la comunidad cercana; esos mismos niños y jóvenes que nos acusan de reclutar en contra de la normativa internacional, pero que en la vida cotidiana el Estado persigue y acosa.

Segunda parte de la entrevista realizada por Brecha de Argentina
"Con el acuerdo de paz pretenden institucionalizar todo lo que es funcional al modelo neoliberal"

¿Cuál es la agenda concreta que ya está acordada entre el eln y el gobierno?
Hasta ahora, los puntos que se han ido trabajando y aún faltan concluirse son: 1. Participación de la sociedad. 2. Democracia para la paz. 3. Transformaciones necesarias para la paz (aún sin tratar). 4. Víctimas. 5. Fin del conflicto armado (aún sin tratar). 6. Implementación del acuerdo y refrendación de los mismos.

Aún con dos aspectos decisivos pendientes, ¿cuál es el margen de avance en cada punto?

En el primero, participación de la sociedad, el objetivo es que el proceso de paz incida o modifique el curso mismo de la dinámica política que el país conoce y ve. Del segundo, democracia para la paz, la discusión y definición de qué debe hacerse para darle vida a una democracia plena, real, aspecto que le corresponde asumirlo a la sociedad en pleno.

En el tercero, transformaciones necesarias para la paz, los aspectos por transformar los debe identificar la misma gente, tomando en cuenta que la paz no tomará forma y contenido un día después de firmar los acuerdos. Para el cuarto, víctimas, es fundamental superar en conjunto: el desplazamiento y sus causas, verdad, justicia, reparación, no repetición, perdón y no olvido.

¿"No olvido" refiere al punto de las víctimas?

Es preciso mirar el conjunto. El desplazamiento (qué lo originó, sus causas), identificar por qué la Justicia no actuó y por qué existe y persiste el inmenso porcentaje de impunidad que reina en Colombia; la Corte Penal Internacional -CPI- como evidencia de la inoperancia de la Justicia nacional, reparación (más allá de lo económico y de lo punitivo, pues lo esencial es cómo darle cabida a las víctimas dentro de la sociedad, y que tal realidad no se repita), no repetición, perdón...

Y sí, no olvido, pues es la única manera de proceder para que el cúmulo de violaciones a los derechos humanos que los más pobres del país han vivido, no llegue a repetirse: son temas, enfoques y reivindicaciones que deben abordarse de manera directa con las víctimas, no con nosotros.


¿El tema del narcotráfico no está entre los puntos hasta ahora tratados?

Cuando el eln tuvo el interés para trabajar por la superación de este fenómeno pocos se interesaron. Nosotros hemos sido claros y explícitos en que nada tenemos que ver con el narcotráfico, no tenemos ni hemos tenido cultivos, ni laboratorios, menos rutas o negocios, tampoco distribución de ningún tipo.

Entendemos que es un fenómeno que ha permeado a la sociedad y al Estado, y el eln estará dispuesto a hablar sobre el tema cuando la sociedad pueda tratarlo en su conjunto. Por otro lado el Estado le dio la franquicia de ese negocio a los paramilitares y usarán sus utilidades para agredir a las comunidades y hacer contrainsurgencia. El Estado fue un aliado de los paramilitares.

Pero hubo ensayos de otros caminos para alcanzar acuerdos, por parte de grupos guerrilleros que se desmovilizaron...

Por qué no preguntar mejor, ¿qué habría pasado en el país, como efecto del paramilitarismo, si toda la insurgencia hubiera firmado acuerdos de paz hacia los años 90 del siglo XX? Tras veinte años de los acuerdos de paz firmados por el M-19 y otras guerrillas, está demostrado que no eran la solución para las demandas de justicia y vida digna, y que tales acuerdos no resolvieron las demandas de justicia reinantes en Colombia.

¿Cómo calificaría al gobierno de Santos y su interés por la paz?

La política de paz de Santos es de pacificación, de sometimiento. El poder quiere aumentar tranquilo las ganancias; resalta que con el acuerdo de paz pretenden institucionalizar todo lo que es funcional al modelo neoliberal. Asumen convencidos que cuentan con una ventaja militar y que la pueden aprovechar políticamente.

El Gobierno anda con el afán de mostrar resultados ante el mundo, y de tapar que tienen una incertidumbre estratégica: la guerra cuesta mucho, no tienen con qué sostenerla en el largo plazo, y su mismo desarrollo bloquea o desestimula la llegada de nuevos capitales a invertir en el territorio nacional.

¿Esa incertidumbre rompió la estrategia de no negociar y la luna de miel entre el expresidente Uribe y el presidente Santos?

El diseño de la negociación que impulsa el Gobierno parte del hecho de abrirle un nicho (así lo llaman) a la insurgencia para su reintegración social, sin considerar al conjunto social. No entienden que la negociación no es con la insurgencia sino que ésta debe ser con la sociedad en su conjunto.

Es un diseño sin una pedagogía de paz que considere a toda la nación sin partidismos, que aclare el origen y la responsabilidad histórica de la confrontación, que cree y consolide un ambiente para el diálogo y que estimule el interés y la participación del conjunto nacional por el tema de la paz. Además, el Gobierno quiere actuar como arte y parte, pues ante la demanda de reformas inmediatas y evidentes pretende fungir como garante.

Entonces, ¿qué pretende el eln de estas negociaciones?

Establecer una agenda que abra y permita a la sociedad colombiana, por si misma (nosotros no podemos negociar en su nombre), identificar y definir el país que sueña y que es posible hacer realidad. Un mal acuerdo puede ser más perjudicial que el mismo conflicto que vivimos. Nosotros no tenemos afán de firmar cualquier acuerdo.

Pues, dada su trascendencia puede perjudicar al país. Hacer un correcto uso del tiempo en la construcción de una agenda y su diseño para una solución es esencial en cualquier diálogo. Con la previsión de un acuerdo que precise las reformas necesarias por definir y reglamentar y por hacer realidad ahora mismo, no después de firmada la paz. Esto es importante anotarlo y diferenciar. Mientras el gobierno ofrece confianza, nosotros demandamos certezas.

Los delegados del gobierno insisten en que todo será cumplido. Nosotros demandamos realizaciones inmediatas, medibles. Que la sociedad pueda gozar de inmediato transformaciones en su vida cotidiana, como garantía de que sí hay un cambio en el establecimiento. No solo repetir promesas.

¿Qué ejemplo puede mencionar de eso que define como indefinición gubernamental?

Ante demandas nuestras referidas a la ausencia de democracia real, ellos ofrecen garantías que ya están en la Constitución pero que no se cumplen. Lo correcto sería evaluar por qué no se cumple el mandato de la Constitución.

Es decir, para el gobierno en Colombia hay democracia y para nosotros no es así. ¿Cómo nos pueden ofrecer como garantía una Carta de Derechos que ellos mismos violan constantemente? ¿De qué democracia hablan cuando el activismo social y la oposición es perseguida y asesinada?

¿El eln considera que no hay democracia en Colombia?

Cuál democracia, cuando la política ha sido privatizada por el capital particular y cuando los derechos básicos son negados en las puertas de los hospitales. Cuando la gente continúa muriendo por falta de alimento y al desempleo lo quiebran en las cifras oficiales, pero, la realidad reafirma su drama cada día. El Gobierno parte del supuesto de que está es una sociedad democrática. Esto es un claro error.

¿No es contradictorio afirmar esto ante la inminencia de una Mesa de negociación?

No hacerlo sería un error y una indisposición para la paz de fondo. No alcanzan a reconocer, pese a todas las evidencias, que este es un Estado de minorías que no representa a la sociedad en su conjunto. Un Estado sin legitimidad que tiene que acudir al autoritarismo para poder someter el descontento social.

No aceptan o no quieren reconocer que aquí no hay espacios para una vida plena de participación ciudadana. Los niveles de injusticia que reinan son inocultables. No entienden que la ausencia de democracia es lo que da pie a la insurgencia y que sin democracia será muy difícil aclimatar la paz.

¿La posibilidad de conformar un nuevo partido político, o el acuerdo para una participación en política de quienes se alzaron en armas, no sería una solución?

Está a ojos vista que la política ha sido privatizada por lo grupos de poder. En especial, por los económicos. Los partidos tradicionales, supuestas correas de transmisión de los deseos sociales ante el Estado, son simples operadores del poder y de los grupos económicos. La sociedad debe tener la palabra.

¿Por qué a pesar de los intentos por dialogar, el conflicto no mengua?

El Gobierno de manera constante amenaza. No es posible la paz cuando se pretende golpear y asesinar cada día a la insurgencia. Podría decirse que a diferencia de otros países, no existe aquí una política de Estado frente a la paz.

Este gobierno, así como los anteriores, no tiene una política de paz propiamente. Están parados en los manuales de negociación, por eso apenas repiten la premisa de que la insurgencia está derrotada. Una postura que supuestamente les permitiría un acuerdo rápido, en tanto la insurgencia estaría urgida de firmar y salvarse.

¿El eln considera válido comenzar a hablar de posconflicto?
No aceptamos esa denominación traída con acomodo. Dicha posibilidad es un ilusionismo, eso no es posible. Ninguna sociedad vive sin conflictos, su necesidad es aprender a vivirlos y saber resolverlos sin necesidad de matarnos.

¿Cómo cree que va a afectar este proceso la coyuntura electoral 2015?

Ya lo afectó. El gobierno utilizó la paz para polarizar al país con propósitos partidistas. Pero hay que resaltar que la paz no puede ser objeto de los intereses privados, la paz debe ser un proyecto colectivo. Por eso, en las elecciones que vienen sería muy importante que la paz sea bandera de todos los movimientos y partidos, constituyéndose en una manera de vincular a todas las regiones a esta coyuntura de solución política del conflicto.

¿Qué tiempo le dan a esta negociación?

Nadie puede determinarlo pues las variables son muchas. Para nosotros, ojalá fuera mañana el momento de firmar los acuerdos. Como hemos dicho, basados en hechos reales no en supuestos; para facilitar el desarrollo de cualquier agenda estamos dispuestos a trabajar con la intensidad y dedicación que sea requerida.


jueves, enero 15, 2015

Cárcel La Tramacúa de Valledupar
Prisioneros denuncian graves violaciones a los derechos humanos por parte del Inpec
Por Camilo Raigozo. Notimundo

Los prisioneros de la Torre 5 de la cárcel La Tramacúa denunciaron que este 15 de enero de 2015 a las 3:30 horas, dos guardianes requirieron al interno Leonardo Yepes a una requisa por encontrarse en área no permitida.

El interno atendió el requerimiento pero de inmediato los guardianes lo emprendieron a golpes, mientras que los demás internos acudieron en su ayuda.

Antes de los hechos se presentó un operativo donde los guardianes le arrojaron a los internos cinco granadas lacrimógenas y agredieron a garrote a quién reclamaba sus derechos.

En medio del ataque del Inpec algunos internos escalaron la estructura hasta una altura de cuatro pisos. Los guardianes, entre ellos el dragoniante Reyes, les echaron a los internos gas pimienta en los ojos y golpearon las manos de estos con la intención de tumbarlos lo que casi ocasiona una tragedia.

Los otros internos tuvieron que recibir los garrotazos de la guardia para socorrer a los internos que tenían en el pasillo siendo bajados con lazos improvisados de sabanas.

Varios internos presentan contusiones y laceraciones en la cabeza, incluso heridas abiertas, como el caso del  interno Leonardo Yepes.

 Los siguientes prisioneros presentaron heridas graves: Leonardo Yepes; alias Yimy Yimy; Jorge Luis Barrera Martínez; Cristian Herrera Calero: Javier Enrique Ariza Nuñez y James Bravo Luis Miguel.

Las víctimas fueron sacados del patio y asignados en la noche en los calabozos  en estado de total indefensión.

Estos hechos criminales se suman otras agresiones en días recientes donde el interno Elkin Figueroa Rivera fue golpeado y esposado por protestar al no recibir atención médica, cuando su hermano Oscar Figueroa Rivera acudió a su defensa, se generó un operativo donde los dos internos se subieron a la estructura y el segundo tuvo que ser auxiliado por los otros internos para que no se ahorcara.

El teniente Sáchica, el cabo Guerrero y el cabo Mendoza prometieron no golpearlos, pero luego de ser puestos en estado de indefensión y en celdas de aislamiento durante la noche fueron torturados con gases en los genitales, golpeados.  

“Estos hechos reafirman una vez más como La Tramacúa no  es más que un centro de tortura donde se violentan todos los derechos fundamentales y la  resocialización penal se reduce al garrote, al tábano, al gas y las golpizas”, afirman los internos en su denuncia.


miércoles, enero 14, 2015

Parauribismo
Paramilitares amenazan a líderes de víctimas en Puerto Wilchez, Santander
Por Camilo Raigozo. Notimundo

El  18 de diciembre pasado, Erik Yesid Payares, recibió una llamada  de un conocido el cual le informó que Rodrigo López Henao estaba  contratando  sicarios para que lo mataran.

El 31 de  diciembre anterior hombres al servicio de López Henao llegaron a la parcela desalojada  del  profesor Henrry,  le tomaron registros fotográficos, denunció la Asociación de Víctimas del Magdalena Medio, Asorvimm.

El 3 de enero  del 2015 los hombres al servicio de Rodrigo López Henao, posesionados de la casa y la parcela despojada al profesor Henrry en la vereda El Guayabo,  quemaron la casa de Erik Yesid Payares.

El 9 de enero del año 2015, los mismos sujetos al servicio de López Henao llegaron a la  parcela de Henrry, apoderándose  definitivamente de    la casa.

A las dos de la mañana llegaron al caserío El Guayabo, municipio de puerto Wilches,  9 sujetos armados con garrotes y en compañía de un perro y agarraron a golpes la vivienda de Payares, sembrando terror y miedo a la familia. 

Estos hechos fueron observados por la Guardia Campesina, la cual fue organizada por la comunidad para garantizar la autoprotección de los líderes campesinos y víctimas de la violencia,  quienes desde hace más de  16 años han soportado las diversas agresiones de los paramilitares, con la complicidad de Rodrigo López Henao.

Al mediodía del pasado 10 de enero se escucharon unos disparos por los lados del predio desalojado por López Henao. Así lo atestiguó el celador de la maicera del  profesor  Henry

El 11 de enero  a las 4:06 de la tarde Erik Payares recibió una llamada del celular:  311 339 50 89, en donde le dijeron:”buenas tardes Hp el mensaje que vamos a dar que vas a pasear las calles del Guayabo en un ataúd, Hp guerrillero en estos tres días te vamos a matar.

“Sabemos  que el martes vas para Barrancabermeja a reunirte con la ACVC, El programa, Asorvim y  ECAP.  Hp  Guerrillero,  hallá en Barranca te vamos a matar perro Hp, porque esas tierras no son tuyas Hp”.

7. El mismo día a las 4.43 de la tarde lo volvieron a llamar del celular 313 829 13 15: “te ratificamos perro HP que te vamos a matar porque esas tierras no son tuyas Hp Guerrillero, ¿no te has dado cuenta del recadito que te dejamos en tu casa?”.

Payares respondió que “en estos momentos tengo el celular en altavoz y te está escuchando la comunidad lo que usted me está diciendo y la comunidad respondió a aquí estamos escuchando”, de inmediato cortaron la llamada.

Las personas más amenazadas de la comunidad de El Guayabo son: John Fredy Ortega, Alfredo Reyes, Santos Peña, Dimas Ospino, Álvaro García y Erik Payares.

El mismo 11 de enero la presidenta de Asorvimm  recibió  una amenaza telefónica  en la que le dijeron que “somos las autodefensas unidas de Colombia y le advertimos guerrillera hifueputa, sabemos adónde la pasa y de sus discursos en contra de nuestra organización.

“Deja de estar chimbiando supuestas víctimas que son estructuras políticas de las guerrillas de la Farc, y si se siguen metiendo en nuestros asuntos en El Guayabo, Puerto Berrio y San Pablo, sapa hijueputa los vamos a matar.

“Si  no se quitan los vamos a matar a todos junto con esos  guerrilleros de El Guayabo. Esa Erika y el mono de San Pablo, que la pasa con los discursos de ACVC, el guerrillero ese de la ACVC,  esa organización Asorvimm, son unas  estructuras guerrilleras”. Esta llamada de igual fue recibida del número de celular numero 313 829 13 15.


Terrorismo de Estado
Graves denuncias de los prisioneros políticos contra guardianes del Inpec
Por Prisioneros Políticos de las FARC EP

Los Presos Políticos y Prisioneros de Guerra de las FARC EP, recluidos en las diferentes cárceles y penitenciarías del país, denunciamos ante la opinión pública, entes de control y disciplinarios, Fiscalía y ante la comunidad internacional,-

nuevas violaciones a los derechos humanos en contra nuestra por parte del Estado colombiano en su institución Inpec, así como en contra de la población social reclusa en general, en colusión con los llamados caciques, como en el caso denunciado en la cárcel la Modelo Bogotá.

Cárcel Modelo de Bogotá

Los funcionarios del Inpec, teniente López, cabo Ramos y cabo López, reciben dinero y regalos como cajas de whisky por parte de los caciques del patio 2B Luis Alexander Coy Parra y Alias Bruno, junto con el representante de derechos humanos Carlos Caicedo.

El dinero recibido es la coima para que estos señores verdugos de su propia gente puedan ejercer acciones en contra de los internos del patio como secuestros, prostitución de mujeres los días de visita de niños, tráfico de estupefacientes, compra y venta de órdenes de descuento en la sección de talleres, así como extorsión.

Los dineros de los secuestros y extorsiones dentro de la misma cárcel por parte de los mencionados son consignados a nombre de Marcela Coy, hermana de Luis Alexander Coy.

Mientras tanto el director y subdirector de la cárcel, César Caraballo y Edgar Román Herrera, respectivamente, se hacen de la vista gorda ante las acciones criminales.

El mayor Silva y los tenientes Quintero y Vargas, con su séquito de guardias corruptos, golpean, insultan y extorsionan a los presos en general. Varios de nuestros compañeros han sido trasladados a sitios lejanos por denunciar y exigir el respeto a nuestros derechos fundamentales en dicha cárcel.

Al director César Caraballo se le recuerda por su particular despotismo e intransigencia en contra de internos y familiares. Este sujeto aplica duros castigos, torturas, aislamientos, traslados al Patio 6 o a otras cárceles del país.

Cárcel San Isidro Popayán.

Los siguientes terroristas sobresalen por las garroteras, torturas y demás violaciones alos derechos fundamentales de los preos:

Distinguido Reyes, cabo Campo Granja, distinguido Imbachi, tenientes Daza y Perdomo, inspector Chávez, distinguido Anacona, cabo Caicedo, dragoneantes Salazar, Zuluaga, Jaramillo y Tovar Barrera y sargento Flores.

Las directivas de éste establecimiento en cabeza del coronel  Oscar Leonardo Cárdenas en conjunto con su personal de guardia y custodia, continúan con su política de ejercer particular violencia directa o indirecta en contra de los prisioneros de guerra de las FARC EP, familiares y amigos de visita.

Continúan llevando a muchos de nuestros prisioneros a patios de descomposición para que bajo el auspicio de la guardia sean golpeados y robados por población lumpen reclusa.

Continúan los tratos degradantes contra las visitas; no hay un sistema de visitas acorde al siglo 21;  persiste la corrupción, la negligencia de Caprecom y las humillaciones en general a partir del uso del uniforme azul con insignias del Inpec.

Invitamos al resto de los sectores de la población carcelaria del país, a seguir denunciado las violaciones a la integridad física y psicológica dentro de los centros de reclusión. Ustedes y nosotros somos pueblo tras las rejas.

martes, enero 13, 2015

Parauribismo
Pandilla de Uribe lamenta que Panamá niegue refugio a su secuaz María del Pilar Hurtado
Por Camilo Raigozo. Notimundo

Con el cinismo que la caracteriza la padilla uribista, más conocida como, “Centro Democrático”, lamentó el hecho de que Panamá haya negado refugio a la presunta criminal y corrupta María del Pilar Hurtado, secuaz de Uribe en el DAS.

Esta banda de extrema derecha, cuyo cabecilla es el presunto paramilitar y expresidente Álvaro Uribe, insiste en que Hurtado “nunca violó la ley y es una perseguida política”.

Paloma Valencia (Violencia) argumentó sin ningún sonrojo que, “Es una decisión legitima, eso estaba dentro de su abanico de posibilidades, no sabemos dónde está, pero lamentamos la decisión, sin embargo, porque consideramos que ella siempre ha actuado dentro de la ley y que lo que ha habido en contra de ella riñe contra las normas del derecho”.

Hurtado escapó de la justicia colombiana a finales de 2010 y se escondió en Panamá con la complicidad de su capo y del gobierno corrupto del entonces presidente panameño Ricardo Martinelli.

Hurtado fue ficha clave de Uribe en el DAS, contra magistrados, periodistas, oposición política, defensores de derechos humanos y críticos del régimen de terror de Uribe en los ocho años de gobierno paramilitar.

De lo anterior se desprende el temor que siente Uribe de que su secuaz tenga que enfrentar la justicia en los tribunales porque de una u otra forma esta no tendría más escapatoria que involucrar a su jefe en las actividades criminales del DAS.

lunes, diciembre 29, 2014

Terrorismo de Estado
Terroristas del Ejército asesinaron a un indígena en Frontino, Antioquia
Por Camilo Raigozo. Notimundo

Ante la sed de sangre de las fuerzas militares colombianas, este fin de semana, terroristas del Ejército Nacional asesinaron a un indígena en la zona rural del municipio antioqueño de Frontino.

Los criminales del régimen pertenecen a la Cuarta Brigada del Ejército, la cual posee un oscuro pasado ligado a los crímenes de la estrategia paramilitar.

La Fiscalía asumió la investigación de los tres uniformados perpetradores del crimen, los cuales, según versiones de la comandancia castrense, dispararon contra la humanidad del indígena porque “lo confundieron con guerrilleros”.

Según la versión oficial difundida por los medios de la oligarquía, “estaban tres soldados prestando guardia cuando vieron unas luces y gritaron ¡alto, quién está ahí!, y nadie salía, ni respondía, por lo que uno disparó y resultó matando a un indígena”.

Aunque la versión anterior es poco creíble, se espera que las comunidades indígenas afectadas por el terrorismo de Estado emitan su propio relato de los hechos para que el país conozca la verdad sobre cómo se perpetró el crimen.

No obstante las evasivas oficiales sobre los hechos en que perdió la vida el indígena, lo cierto es que las fuerzas armadas continúan infringiendo gravemente el Derecho Internacional Humanitario.

Los tres bandidos responsables del homicidio en persona protegida fueron trasladados al Batallón Pedro Nel Ospina, con sede en Medellín, donde deben permanecer hasta que Medicina Legal, testimonios  y otras investigaciones de la Fiscalía aclaren los hechos.

Por otra parte, defensores de derechos humanos y activistas por la paz sostienen que muertes de indígenas, campesinos, afrodescendientes y otros civiles, así como de soldados, policías y guerrilleros, se pueden evitar si el régimen acepta el cese bilateral del fuego  propuesto por las FARC EP.

Cabe anotar que esta guerrilla adelanta de forma unilateral desde el pasado 20 de diciembre un cese de hostilidades y ataques bélicos por tiempo indefinido, el cual será suprimido en el momento en que sus unidades sean atacadas por las tropas del régimen.

Actualmente en el Congreso de la República se adelanta un proyecto de ley que amplía el fuero militar impulsado por el ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, el cual tiene como fin garantizar impunidad a los miembros del Ejército y la Policía que cometan crímenes como el anterior.

viernes, diciembre 19, 2014

Conflicto social y armado
Mueren 10 militares en combates con las FARC EP y el ELN
Por Camilo Raigozo. Notimundo

En menos de 24 horas las fuerzas insurgentes le dieron duros golpes a las fuerzas de seguridad del régimen en acciones que se presentaron en los departamentos del Cauca, Norte de Santander y Arauca.

En el municipio de Santander de Quilichao, Cauca, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo, en combates con el Ejército, causaron la muerte de cinco militares y dejaron heridos a otros siete. Igualmente hay un soldado desaparecido, según informaron los medios.

Igualmente las FARC EP serían las responsables de la muerte de tres policías en el municipio de Toledo, Norte de Santander.

Estos resultados funestos que deja el conflicto social y armado para los colombianos, se dieron a escasas horas antes de que entre en vigencia el cese unilateral del fuego decretado por las FARC EP, el cual entrará en vigencia este 20 de diciembre.

Por otro lado las fuerzas insurgentes del ELN dieron de baja a dos soldados del Ejército en combates que se presentaron en el corregimiento La Esmeralda de Tame, departamento de Arauca.

Más colombianos humildes siguen perdiendo la vida en la absurda guerra que mantienen las oligarquías nacionales y extranjeras, la cúpula militar y las mafias, contra el pueblo colombiano.

Las anteriores y futuras pérdidas de vidas son responsabilidad del presidente Santos, su  ministro de guerra y represión, Juan Carlos Pinzón, la cúpula militar y del uribismo, quienes se han negado a pactar el cese bilateral del fuego reclamado por las víctimas y la mayoría de los colombianos.


jueves, diciembre 18, 2014

Terrorismo de Estado
Condenan al Ejército y la Policía por secuestros, desapariciones, torturas y asesinatos a sangre fría
Por Camilo Raigozo. Notimundo

El pasado 3 de diciembre el Consejo de Estado condenó al Ejército y a la Policía por su responsabilidad en el secuestro, desaparición forzada, tortura y asesinato a sangre fría de los hermanos Darío Alonso y Oscar Salinas Castellanos.

Los crímenes tuvieron lugar el 3 de octubre de 2002 en el municipio de Murillo, Tolima, según informó el Colectivo de Abogados Alvear Restrepo en su página de Internet.

El alto tribunal ordena enviar la sentencia al Centro de Memoria Histórica, con el fin de dar cumplimiento a la ley 1424 de 2010, buscando configurar un elemento de la evidencia histórica del conflicto armado de Colombia.

El alto tribunal le ordena, entre otras cosas, al Ejército y la Policía difundir y publicar la sentencia por todos los medios de comunicación, electrónicos, documentales, redes sociales y páginas web, tanto de su parte motiva, como de su resolutiva, por un periodo ininterrumpido de un año, contado desde la ejecutoria de la providencia.

Igualmente le ordena al flamante ministro de guerra y represión de la oligarquía, Juan Carlos Pinzón, al comandante de las Fuerzas Militares y al comandante del Batallón Patriotas, encabezar la realización de un acto público de reconocimiento de responsabilidad, petición de disculpas y reconocimiento de memoria de las dos víctimas.

El alto tribunal ordenó dar difusión de éste acto público tanto por medios televisivos, como radiales.

El Ministerio de Defensa, el Ejército Nacional y la Policía Nacional, están en la obligación a realizar capacitaciones en todos los comandos, batallones, unidades y patrullas militares, las cuales versarán sobre los criterios convencionales y constitucionales a que están sometidos todos los procedimientos militares y policiales.

Así mismo el Consejo de Estado ordenó remitir copia del expediente y de la sentencia a la Fiscalía con el fin de que se abra, reabra o continúe las investigaciones penales por los crímenes ocurridos el 3 de octubre de 2002 en el municipio de Murillo.

De igual forma ordenó enviar copia del expediente y de la sentencia a la Justicia Penal Militar, la cual es símbolo de impunidad, para que se “abra, reabra o continúe la investigación penal militar que fue objeto de archivo, con el objeto de establecer si hay lugar a declarar la responsabilidad de los miembros del Ejército Nacional, por los hechos ocurridos el 03 de octubre de 2002”.

El Colectivo Alvear Restrepo advierte que en materia penal, los delitos cometidos contra estos campesinos no pueden ser conocidos por la Jurisdicción Militar, de acuerdo con el ordenamiento interno e internacional.

7. Se reconocen a los hermanos Salinas Castellanos como víctimas directas del conflicto armado, y por ello se “solicita a las instancias gubernamentales competentes incorporarlas y surtir los procedimientos consagrados en la ley 1448 de 2011”.

8. Se decide, además, exhortar a la Defensoría del Pueblo, para que en el término de 30 días se emita un informe sobre las investigaciones por violación al DIH y el DIDH que han sido adelantadas por los hechos. Éste deberá ser puesto a disposición de los medios de comunicación de circulación nacional.

Además del evidente progreso que éste pronunciamiento significa en materia de del reconocimiento de medidas no pecuniarias, también es ejemplar en relación con el cumplimiento de lo ordenado:

“De todo lo ordenado, las entidades demandadas deberán entregar al Tribunal de origen y a éste despacho informes del cumplimiento dentro del año siguiente a la ejecutoria de la sentencia, con una periodicidad de 30 días calendario y por escrito de los que deberán las mencionadas entidades dar difusión por los canales de comunicación web, redes sociales, escrito y cualquier otro a nivel local y nacional.

“En caso de no remitirse el informe pertinente, se solicita a la Procuraduría adelantar las averiguaciones de su competencia ante la orden dada por sentencia judicial y se adopten las decisiones a que haya lugar de orden disciplinario”, cita la fuente.

En medio del conflicto que desangra a Colombia se han producido más de siete millones de víctimas, de las cuales más de cinco millones 600 mil corresponden al Ejército la Policía, Paramilitares y otras fuerzas criminales del régimen, según estudios de ONGs nacionales e internacionales.


miércoles, diciembre 17, 2014

Terrorismo de Estado
Nuevos falsos positivos judiciales contra cinco campesinos del Sumapaz
Por Camilo Raigozo. Notimundo

Este 17 de diciembre a las dos de la mañana, mediante un operativo conjunto del Ejército y el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía en las veredas Chorreras y  Lagunitas, del corregimiento de San Juan, localidad de Sumapaz, fueron detenidos cinco campesinos.

Según la denuncia de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria, las nuevas víctimas del terrorismo de Estado son:

Alexander Guzmán Romero, edil del Sumapaz y miembro del Partido Comunista. Fue detenido esa mañana en Usme,  cuando se desplazaba desde Bogotá para participar en una reunión de control político. 

John Clavijo Amaya, detenido en su casa localizada en la vereda Chorreras. Es miembro de la Junta de Acción Comunal de la vereda Chorreras, y al Sindicato de Trabajadores Agrícolas de sumapaz, Sintrapaz.

Ilver Vergara Robayo, fue detenido en su casa en la vereda Chorreras. Es afiliado a la Junta de Acción Comunal de esa vereda, y a Sintrapaz.

Domiciano Ardila Tautiva, fue detenido en su vivienda ubicada en la vereda Lagunitas. Hace de la junta comunal y afiliado a Sintrapaz, filial de Fensuagro. 

Ombrey Castro Dimaté, habitante de la vereda Lagunitas, afiliado a la Junta de acción Comunal de la vereda Lagunitas. Fue detenido  a las 5 de la mañana cuando trabajaba en su parcela.

Según el documento el CTI también buscó en varias viviendas a los labriegos Emilio Beltrán Dimate, dirigente de la Junta de Acción Comunal de la Vereda Lagunitas y Ciro Ardila Tautiva habitante de la vereda la granada.

“Adicional a esto hay rumores de otro grupo de campesinos que supuestamente, estarían en un listado para ser detenidos. La mayoría de ellos afiliados al sindicato agrario y a la organización comunal de Sumapaz”, Afirma la denuncia.

“Este montaje judicial se enmarca en el desarrollo de una política de estigmatización generada por miembros de la Fuerzas Militares y la Fiscalía, en contra de organizaciones sociales y campesinas en espacial de Fensuagro”, finaliza el documento.


 
  • prensa@notimundo.in

  • Videos del día

    Parauribismo/ La toma de las instituciones por la estrategia paramilitar

    Apoye a Notimundo



    Publicidad
    Paute aquí
    Contáctenos


    Zona comercial